Visor de contenido web

Mediación & Arbitraje

Bien porque la mediación no ha surtido efecto o bien porque la entidad económica o complejidad de la reclamación exige una serie de pruebas periciales cuyo coste no están dispuestas a afrontar las partes, se puede iniciar el procedimiento arbitral a instancias del pedido del consumidor es la OMIC quien explora y filtra estrictamente el acceso a este sistema, tanteando también a la parte reclamada su posible aceptación previa a la solicitud, e incluso quien generalmente, tramita la solicitud-a instancias del consumidor- porque la mediación se ha iniciado aquí el Sistema arbitral de consumo es una vía extrajudicial, rápida, eficaz y económica que permite resolver- con carácter vinculante y ejecutivo- los desacuerdos de los consumidores y usuarios con los vendedores o prestadores de servicios. Ambas partes convienen de manera inequívoca- a través de un contrato- someter a la decisión de un colegio arbitral, designado por la Administración, una determinada controversia, comprometiéndose a acatar su resolución.

Para más información: Arbitraje de consumo